Pasar al contenido principal
SpanishSpanish EnglishEnglish

Cáncer de Pulmón

El cáncer de pulmón es la transformación de las células normales de ese órgano en células malignas que crecen y generan tumores ubicados inicialmente en el tejido pulmonar, pero con la capacidad de trasladarse a otras partes del cuerpo.

 

Este tipo de cáncer no presenta síntomas, lo que complica su diagnóstico oportuno y eleva la cantidad de casos nuevos en el mundo. Actualmente, en Colombia, el cáncer de pulmón es el tercero más común en hombres y el cuarto en mujeres.

Remote video URL

Los factores de riesgo del cáncer de pulmón se dividen en individuales y relacionados con la exposición a sustancias tóxicas (exposicionales).

Los individuales tienen que ver con la edad y los antecedentes del paciente, como tener más de 55 años, haber padecido otros tipos de cáncer o un historial de cáncer en sus familiares.

 

Entre los exposicionales se encuentran:

 

  • Tabaquismo o exposición al tabaco, es decir fumadores activos, personas que fuman o fumaron un paquete de cigarrillos diario por más de 30 años o dos paquetes al día, en la mitad del tiempo. También, aquellos que han dejado de fumar y llevan menos de 15 años sin hacerlo.
  • Estar expuesto al asbesto y a sus componentes, así como al radón, arsénico, a productos químicos por largos períodos de tiempo o estar en ambientes con mucha contaminación y polución.
  • Trabajar con agentes cancerígenos o minerales radioactivos, como el uranio, y la inhalación de sustancias como berilio, cadmio, sílice, cloruro de vinilo, compuestos de níquel, carbón, gas mostaza y éteres de clorometilo.
  • Estar expuesto a radiación.

 

¿Cuáles son los signos o síntomas que se deben conocer para pedir ayuda?

 

El cáncer de pulmón no tiene síntomas específicos, por lo que puede confundirse con otras enfermedades. Sin embargo, entre las señales más comunes están la tos, la fatiga y, en pocas ocasiones, el dolor torácico, que suele aumentar cuando se respira profundamente.

 

¿Es posible detectar el cáncer de pulmón con chequeos preventivos?

 

El cáncer de pulmón puede detectarse en etapas tempranas cuando se consulta preventivamente, al identificar factores de riesgo. También es posible hacerlo cuando se presentan síntomas en el sistema respiratorio, pero estos aparecen, en su mayoría, cuando ya ha avanzado la enfermedad.

El diagnóstico temprano en personas asintomáticas sucede cuando el paciente detecta factores de riesgo. Para este tipo de casos, el examen indicado es la tomografía axial computarizada (TAC), ya que permite identificar tempranamente masas pequeñas y llevar a cabo los tratamientos indicados. Esto puede influir positivamente en una reducción de la mortalidad.

 

Dependiendo de las condiciones del paciente, el médico contemplará la necesidad de realizar otro tipo de pruebas, como:

 

  • Resonancia magnética nuclear.
  • Tomografía con emisión de positrones.
  • Broncoscopias con o sin lavado bronquial.
  • Biopsia bronquial.
  • Biopsia transtorácica con aguja fina.
  • Ultrasonografía endoscópica bronquial, EBUS.
  • Ultrasonografía endoscópica esofágica, EUS.
  • Mediastinoscopia.
  • Toracoscopia.
  • Otras biopsias extratorácicas.

En la Fundación Santa Fe de Bogotá se llevan a cabo diversos procedimientos para tratar el cáncer de pulmón y ofrecer una buena calidad de vida al paciente en cada uno de los pasos del proceso. Entre las alternativas más exitosas están:

 

  • Cirugía: Forma parte del tratamiento en algunos casos, de acuerdo con la etapa en que se encuentre la enfermedad. Incluso puede emplearse en pacientes que están en procesos de quimioterapia y radioterapia.

 

Esta opción ofrece importantes efectos en el tratamiento del cáncer pulmonar de células grandes.

 

  • Quimioterapia: Tratamiento en el que se utilizan medicamentos especiales para reducir las células cancerosas o carcinomas que se encuentran en el tumor, en algunos órganos o tejidos. La quimioterapia puede realizarse por períodos o ciclos de tiempo que permitan el efecto deseado, con espacios para el descanso y recuperación del paciente.

 

La quimioterapia puede ser de dos clases:

 

Neoadyuvante: Se suministra antes de una cirugía o tratamiento de radioterapia.

 

Adyuvante: Se indica a los pacientes que no tendrán cirugía, por su estado de salud o estadio de la enfermedad.

 

  • Radioterapia: Tratamiento con rayos de alta energía, similares a los rayos X, para eliminar las células malignas. Para lograr el objetivo, es necesario realizar varias sesiones. Se lleva a cabo sobre el tórax y busca  evitar el crecimiento acelerado de las células cancerígenas y eliminarlas por completo.

 

  • Terapia blanco e inmunoterapia: tratamiento dirigido a sitios específicos que están involucrados en la supervivencia de la célula tumoral. La inmunoterapia permite que el sistema inmune ataque y destruya las células malignas.

  • Línea de servicio de cáncer de pulmón:

La Fundación Santa Fe de Bogotá se ha organizado estratégicamente por condiciones clínicas para la atención integral por líneas de servicio. Este es un sistema igualitario, oportuno y efectivo que beneficia directamente a los pacientes y sus familias. Los mejores resultados en el manejo de sus signos y síntomas se obtienen gracias a la experiencia, la innovación y la avanzada tecnología en salud y en servicios para la atención integral centrada en las personas.

 

  • Equipo de Enfermería:

La Dirección de Enfermería de la Fundación Santa fe de Bogotá está constituida por un equipo especializado de enfermeras y enfermeros que gestiona el cuidado de pacientes y sus familias por tipos de servicio. El objetivo es obtener resultados satisfactorios en el manejo y control de los signos y síntomas de la enfermedad. El equipo de Enfermería ofrece también una atención amable, participativa y entrega conocimientos a las personas para el cuidado de su salud.

 

  • Clínica de dolor y cuidado paliativo:

Los pacientes con cáncer deben disfrutar de bienestar y tranquilidad. Por esto se cuenta con un equipo especializado e interdisciplinario para el manejo integral del dolor mediante terapias que pueden requerir o no de medicamentos, con un monitoreo constante y atención oportuna.

 

  • Centro de rehabilitación física:

El equipo especializado en rehabilitación cuenta con expertos en fisioterapia, fonoaudiología y terapia ocupacional que atienden los casos que así lo necesitan, con el objetivo de apoyar su proceso de mejoría.

 

  • Salud mental (psico-oncología):

Los psiquiatras y psicólogos de la Fundación Santa Fe de Bogotá atienden permanentemente a los pacientes de oncología. Además, se pone a su disposición una unidad especial de salud mental llamada Zona Lavanda, que se encuentra dotada con unidades para la atención de personas con afectaciones de su salud mental.

 

  • Equipo de nutrición:

El equipo de nutrición y dietética está conformado por nutricionistas que acompañan, valoran y monitorean las condiciones nutricionales de los pacientes, por medio de pruebas para identificar y tratar los riesgos asociados al exceso o las deficiencias de peso.

 

  • Educación al paciente y su familia:

La Subdirección de Servicio de la Fundación Santa Fe de Bogotá cuenta con el programa de Educación al Paciente y su Familia. El objetivo es acompañar y fortalecer las capacidades del paciente para que participe activamente en el cuidado de su salud y el cumplimiento de sus tratamientos médicos, a fin de obtener los mejores resultados.

Actividad física

Las personas diagnosticadas deben mantener un nivel adecuado de actividad física, de acuerdo con su capacidad y resistencia. Para esto se recomienda establecer rutinas frecuentes de ejercicio, aproximadamente cinco días a la semana, sin llegar al cansancio extremo.

 

La actividad física produce mejores respuestas del cuerpo y de la enfermedad,  disminuye la inflamación y fortalece los músculos, lo que puede ayudar al manejo del dolor.

 

Tener espacios para el fortalecimiento de la salud mental

El estado de ánimo y la salud mental también deben ser prioritarios para obtener una mejor respuesta a los tratamientos y manejar las emociones. Para esto, el paciente debe realizar actividades de entretenimiento que le permitan salir de la rutina y compartir con sus seres queridos.

 

Se recomienda realizar actividades como la escritura (para expresar lo que siente), demostrar agradecimiento y crear espacios para la espiritualidad.

 

Nutrición

La nutrición desempeña un papel fundamental en la prevención y el tratamiento de la enfermedad. Por ello se deben considerar estos consejos:

 

  • Escoger un mismo plato para aprender a controlar las porciones que se consumen a diario.
  • Procurar que la mitad de las porciones del plato tengan frutas y verduras.
  • Incluir proteína sin grasa, como pescado (cocido), pollo sin piel o leguminosas.
  • Evitar los embutidos. 
  • Tomar agua para facilitar la hidratación y el buen funcionamiento de varios órganos del cuerpo.
  • Evitar el consumo de bebidas azucaradas, como las gaseosas.
  • Evitar la ingesta de alimentos crudos como mariscos, pescados, carnes, quesos madurados, entre otros.

 

Durante los tratamientos para el cáncer se pueden presentar síntomas como lesión de las mucosas o mucositis, náuseas, vómito, diarrea y colitis, que pueden disminuir el apetito o dificultar la retención de los alimentos. En este caso, los pacientes deben comunicarse con el médico tratante, hidratarse y consumir los alimentos que se toleren, para evitar posibles complicaciones, como la deshidratación.

 

Descanso y sueño adecuados

El descanso y el sueño favorecen la recuperación integral de la energía, la salud, la memoria y la atención. De allí que sea muy importante dormir durante períodos adecuados, con horas fijas de sueño.

 

Para tener una adecuada calidad del sueño, se recomienda mantener una rutina de ejercicio matutina y evitar, antes de dormir, la exposición a pantallas de televisores, tabletas y celulares.

 

Los tiempos de siesta también son valiosos, especialmente en horas de la tarde, antes de las 3:00 p.m., y máximo durante 20 minutos. Esto tiene un efecto reparador y beneficia la memoria y la capacidad creativa.

¿Cuántos cigarrillos pueden aumentar el riesgo de tener cáncer de pulmón?

Esto depende del número de paquetes que se consuman diariamente y la cantidad de años que se lleve fumando.

 

¿El cáncer de pulmón genera síntomas?

No, el cáncer de pulmón no genera síntomas, a menos que la enfermedad ya se encuentre avanzada.

 

¿Tener exposición de segunda mano al humo de cigarrillo puede generar cáncer de pulmón?

Sí, estar expuesto de forma pasiva al humo de cigarrillo, de manera habitual, genera el mismo riesgo que en el fumador activo.

 

 

Profesionales

Encuentra tu doctor

Selecciona una opción según el tipo de búsqueda que deseas realizar.

Dra. Lina Hernández

Cardiología

Dra. Lina Hernández

Cardiología

Dra. Lina Hernández

Cardiología

Dra. Lina Hernández

Cardiología

Dra. Lina Hernández

Cardiología